lunes, 15 de julio de 2013

EL PROFESOR




¿Cómo decirlo?

Después de leer "Un final perfecto", también de John Katzenbach, tuve mono de más Katzenbach. Así que feliz y confiada me compré "El profesor", el cual, en mi opinión, es lento, predecible y mal traducido. Lo de la traducción lo digo porque normalmente no me fijo en estas cosas, pero en este caso es tan evidente la chapuza que han hecho que tenia que decirlo. Mas que la traducción es el estilo lo que falla, es decir, creo que si se hubiera cuidado mas no hubiese quedado un texto tan poco fluido.

Dejando a un lado esto, he de decir que la estructura y el desarrollo de la trama también me fallan. Invita a perder el interés, sobretodo cuando llevas la mitad del libro y aun teniendo a una persona secuestrada y a unos torturadores malignos, lo que predomina es la descripción de los personajes mediante flashbacks, largas explicaciones y monólogos interiores. 

Soy de la opinión de que es preferible que el lector conozca a los personajes a través de sus actos, cosa que agiliza la trama, da pié a mas situaciones y dinamiza la narración. Además después de tanto desarrollo te das cuenta de que son clichés que has visto mil veces (La policia divorciada, la adolescente rebelde, la madre preocupada pero inútil, el protagonista atormentado por el pasado y la pérdida, los malos exageradamente malos...). Así que John, en el desarrollo de los personajes te pongo un 0 por esforzarte poco.

Miento, te pondré un 3, porque hay un personaje que sale casi al final, un delincuente sexual que ayuda al profesor, que como personaje es muy interesante, lástima que apenas tenga protagonismo. Es de esos que no sabes si tenerle asco o compadecerte.

Os hago un resumen de libro:

A un profesor de psicología le detectan una enfermedad degenerativa y crónica, parecida al Alzheimer pero mas rápida digamos. Esta enfermedad le produce alucinaciones en las que cree ver a su esposa muerta, a su hermano muerto y a su hijo muerto. Estas alucinaciones sirven para explicarte el pasado del protagonista ¡PERO EXPLICÁNDOTE EL PASADO DE SU ESPOSA, SU HERMANO Y SU HIJO! Lo cual, con perdón, es tedioso.

Cuando le diagnostican la enfermedad el profesor decide suicidarse, pero el mismo día ve como secuestran a una adolescente de su barrio llamada Jennifer. A la cual, un hombre y una mujer, encierran en un sótano para torturarla de maneras diversas mientras lo retransmiten todo en un reality macabro por inernet.

La tal Jennifer es la típica adolescente rebelde e incomprendida y el día que la secuestran se estaba fugando de casa, de manera que la policía no se toma demasiado enserio la idea de Adrian (el profesor) de que la han secuestrado.

Total, que Adrian se obsesiona y decide investigar por su cuenta con la ayuda inestimable de sus tres fantasmas, con los que mantiene largas conversaciones irrelevantes que apenas aportan nada a la trama.

Evidentemente al final la salvan (no he desvelado nada, es evidente desde la página uno), se produce un clímax poco realista, la resolución del paradero de la chica también es poco realista, las conclusiones a las que llega Adrian para encontrarla dando saltos enormes en su razonamiento también son poco realistas... En fin.

Lo que mas rabia me da es que el autor crea unos delincuentes perfectos que cometen un crimen perfecto, y al final Adrian se saca de la manga unas deducciones que ni Sherlock Holmes, ya que deduce que la han secuestrado para exhibirla por internet, porque claro, eso es lo primero que pensaríamos todos. Junta estas deducciones con una suerte realmente increíble, encontrando rápidamente la web (como casi no hay), con ayuda de un delincuente sexual y localizando el servidor y las coordenadas. Y con el tiempo a su favor, a un minuto de la muerte de la chica, la salva. ¡¿ENSERIO?!

Me da la sensación de Katzenbach creó un crimen tal elaborado y sin fisuras que realmente tuvo problemas para que el protagonista lo resolviera, dando lugar a un final cogido por los pelos. ¿Me aceptas un consejo John? ¡Deja ganar a los malos! ¡No pasa nada, se lo han currado! ¡Son unos cabrones pero realmente merecen salir impunes! En fin, creo que ese hubiese sido un final mas realista, inesperado, original y no hubiese dejado indiferente a nadie.

Pero bueno, como novela de playa no esta mal, se deja leer. Como he dicho cuesta un poco pasar el ecuador de la historia pero una vez lo pasas se lee rápido. No es una gran novela, pero no es la peor que he leído.



No hay comentarios:

Publicar un comentario